martes, 23 de octubre de 2018

Receta Tortilla de patatas con mis trucos





Tras muchísimos años haciendo unas tortillas que daban pena, finalmente le he cogido el tranquillo al tema. Me ha costado muchísima práctica aunque al final resultaba que todo era una cuestión de proporciones y tiempos.




Proporciones, porque el tema está en la proporción patata y huevo, y tiempos, porque la tortilla me gusta poco hecha, vamos que si sale el huevo cuando aprietas con el tenedor, sé que me va a gustar. Por eso además la prefiero bien gordita porque así por dentro está menos hecha. Pero cada uno que la haga como quiera.

Trucos para manos inquietas:
Para freír las patatas uso una sartén que tengo que tiene las paredes muy altas y así mancho menos porque al darles la vuelta siempre algo de aceite salta.
Para cuajar la tortilla prefiero una que tengo de unos 21 centímetros porque así me sale la tortilla más alta.
Para dar la vuelta a la tortilla y evitar accidentes tengo unos platos de pizza que son planitos y mucho más grandes de lo normal que me costaron muy baratos y además se pueden usar para lo que son, para pizzas.

Respecto de los ingredientes yo prefiero huevos de categoría 1 que son de gallinas camperas pero cada uno es un mundo. Los compro de tamaño M, no he visto de categoría 1 de XL ni L. El color es indiferente y no afectan al valor nutricional ni sabor del huevo, simplemente la gallina era clara u oscura y así salen los susodichos, blancos o morenos… Y prefiero patatas nuevas, pero la verdad es que no me fío mucho de que lo sean y creo que nos mienten muchísimo con ese tema.


Ingredientes:
-      Patatas, como un kilo doscientos antes de pelar
-      9 huevos
-      Aceite y sal

¿Cómo se pelan las patatas?
Pues yo las pelo con pelador y las parto en láminas bastante finas, lo más iguales posibles, pero sin exagerar y sin otra intención que se hagan todas por igual. Esto quiere decir que simplemente, tardarán más o menos en hacerse, pero que lo que importa es que sean más o menos parecidas y sean láminas. Hay gente que las corta a cuadrados. Luego las salo en una superficie plana.

Poner una sartén grande al fuego alto con abundante aceite y cuando esté caliente echar las patatas, esperar un minuto y removerlas un poco, otro minuto y bajar el fuego (yo lo tengo en el 6 y medio sobre 10). Las tengo 35 minutos al fuego y voy removiendo de vez en cuando. Empiezan a estar hechas cuando se van partiendo pero hay que seguir friendo y removiendo para que no se quemen, un rato más.
Mientras, romper los huevos en un bol grande y salar un poco (no pasarse de sal que las patatas ya van saladas). A veces aunque no se deba hacer yo pruebo el huevo para ver el punto de sal, debe saber un poco salado. Batir los huevos. Mi suegra echa un poco de leche entera porque dice que le da cremosidad, a mí personalmente no me hace falta.
Cuando las patatas estén irlas sacando escurriendo el aceite y echarlas al bol con el huevo batido.

En la sartén más pequeña que la anterior, echar el huevo. El fuego le tengo como a 8, y voy mirando los bordes porque la sartén que uso es una sartén maravillosa que reparte muchísimo el calor por toda la superficie, así me guío para saber cómo va el culete de la tortilla. En cuanto están marcados los bordes voy empujando con la espátula para ir haciendo la forma redondita y cerradita de la futura tortilla.
Más o menos a los tres minutos desde el principio (tiempo total) le doy la vuelta con el plato de pizza y la hago unos dos minutos por el otro lado… ¡¡¡y voilá!!!

Me despido como hacía mi abuela, con un deseo para vosotros… ¡¡a la mesa y que aproveche!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus aportaciones, ¡gracias!
Al comentar, aceptas la política de privacidad según el RGPD.

Entradas populares